Verdolini N, Perugi G, Samalin L, Murru A, Angst J, Azorin JM, Bowden CL, Mosolow SL, Young AH, Barbuti M, Guiso G, Popovic D,

Vieta E, Pacchiarotti I, Bridge-II-Mix Study Group

Acta Psychiatr Scand 2017 Jul 25

DOI: 10.1111/acps.12777

La diferenciación clínica entre depresión unipolar y bipolar constituye un reto en la práctica asistencial. Diversas investigaciones recientes han profundizado en este campo y han identificado diversos síntomas más específicos de un subtipo u otro. La agresividad es uno de los síntomas que pueden permitir diferenciar ambas categorías diagnósticas sin embargo las investigaciones actuales no lo han estudiado con mucha profundidad.

Recientemente en el marco del estudio Bridge se ha publicado un original en la revista Acta Psychiatr Scand en esta línea. El estudio Bridge es un estudio multicéntrico transversal que analiza diversas variables que presentan interés en los pacientes con trastorno bipolar. En la literatura se pueden consultar otros artículos de este grupo.

En este artículo se evalúan 2811 pacientes con un episodio depresivo mayor, concretamente 399 con agresividad evaluada psicométricamente y 2412 sin agresividad. La metodología del estudio recoge un análisis estadístico mediante la prueba del chi.cuadrado o la prueba de t Student y posteriormente un modelo de regresión logística por etapas. Los resultados completos se pueden consultar en la publicación original. Los autores constatan que la presencia de agresividad durante un episodio depresivo mayor se asocia con más frecuencia al trastorno bipolar (p < 0,001) y correlaciona de forma negativa con la depresión unipolar (p<0,001).

El modelo de regresión logística encontró que la agresividad se asocia con la edad del primer episodio depresivo, la gravedad de la manía, el diagnóstico de trastorno bipolar, el deterioro social y/o laboral entre otras variables. Todos estos parámetros presentaban significación estadística.

Los autores también han encontrado que la variable más significativamente asociada con la agresividad era la presencia de características mixtas según criterios DSM-5. (p<0,001, OR= 3,815). Por tanto y según los datos de este artículo la agresividad durante un episodio depresivo se asocia de manera significativa con los trastornos de espectro bipolar. Incluso los mismos autores señalan que se ha de considerar como un posible especificador de características mixtas durante el episodio afectivo.

Estos datos tienen relevancia diagnóstica y terapéutica por lo que se han de considerar en la práctica clínica habitual.