Hochman E, Krivoy A, Schaffer A, Weiaman A, Valevsky A Bipolar Disord. 2016;209(2):121-6 DOI 10.1111/bdi.12459

El tratamiento antipsicótico asociado al uso de estabilizadores del ánimo puede ayudar a prevenir recaídas. No obstante, existen pocos datos en la literatura que analicen la eficacia de esta asociación. Hochman y cols. han publicado recientemente en Bipolar Disorders un original en esta línea. Los autores comparan las tasas de rehospitalización durante un año en pacientes con episodios maníacos en función del tratamiento realizado, en concreto estabilizadores en monoterapia o asociados a antipsicóticos típicos o atípicos.

En el artículo analizan datos de 201 pacientes con trastorno bipolar I que han requerido ingreso por episodios maníacos entre 2005 y 2013. Los autores analizan las tasas de rehospitalización en función del grupo de tratamiento realizado: concretamente, estabilizadores en monoterapia, asociados a antipsicóticos típicos y en combinación con antipsicóticos atípicos. Asimismo, han realizado un control estadístico mediante un análisis de supervivencia multivariante ajustado por las posibles covariables que pueden influir en la hospitalización. Los autores encuentran que las tasas de rehospitalización durante el año siguiente fueron significativamente inferiores en el grupo de pacientes tratados con antipsicóticos atípicos asociados a estabilizadores (6,3%) en comparación con el grupo de estabilizadores en monoterapia (24,3%,p=0,008) y el conjunto de pacientes tratados con estabilizadores y antipsicóticos típicos (20,6%, p=0,.02). El tiempo hasta la rehospitalización también sigue esta tendencia (estabilizadores+antipsicóticos atípicos 345,5 días hasta la rehospitalización; estabilizadores en monoterapia 315 días, p=0,006 y los pacientes tratados con estabilizadores más antipsicóticos típicos 334,1 días, p=0,02). El grupo de pacientes tratado con estabilizadores y antipsicóticos atípicos presenta un riesgo de rehospitalización significativamente inferior al grupo tratado con estabilizadores en monoterapia después de ser ajustado estadísticamente por las distintas covariables que pueden influir en la hospitalización.

En resumen, Hochman y cols. constatan mediante este estudio naturalístico publicado en Bipolar Disorders que el tratamiento combinado con antipsicóticos atípicos y estabilizadores es más eficaz para prevenir reingresos hospitalarios durante el año siguiente a un episodio maníaco que el tratamiento en monoterapia mediante estabilizadores. Este aspecto tiene relevancia clínica y puede ser tenido en cuenta para determinados pacientes en cuanto a la posible prevención de recaídas.