Maria Faurholt-Jepsen, Mads Frost, Jonas Busk, Ellen Margrethe Christensen, Jakob E Bardram, Maj Vinberg and Lars Vedel Kessing

Int J Bipolar Disorder 2019; 7: 5

https://doi.org/10.1186/s40345-019-0141-4

La inestabilidad del ánimo constituye un rasgo clínico que se ha relacionado con el trastorno bipolar a varios niveles. Por ejemplo se ha asociado a un incremento del riesgo de recaída o al aumento del consumo de sustancias. El estudio de esta inestabilidad anímica requiere la utilización de sistemas de monitorización del ánimo, prácticamente continuos. Los registros electrónicos a través de los sistemas de telefonía representan una oportunidad en este campo. Recientemente la revista de acceso libre, Int J Bipolar Disord acaba de publicar un original que analiza las diferencias en la inestabilidad del ánimo entre pacientes con trastorno bipolar tipo I y tipo II mediante estos registros.

La muestra estaba compuesta por 53 pacientes con trastorno bipolar tipo I y 31 con trastorno bipolar tipo II. Todos los sujetos del estudio han utilizado un sistema diario de monitorización del estado de ánimo basado en un teléfono inteligente durante un periodo de 9 meses. La metodología del estudio recoge variables sociodemográficas y clínicas tanto retrospectivas como actuales. Los sistemas de recogida de datos han analizado casi 16,000 observaciones de datos recopilados de forma diaria. Los resultados completos del estudio se pueden consultar en el propio artículo.

Al analizar diferentes variables y ajustar por edad, sexo, duración de enfermedad y tipo de tratamiento farmacológico, los pacientes con trastorno bipolar tipo II presentan más inestabilidad anímica durante la depresión en comparación con los bipolares tipo I (B: 0.27, IC 95% 0.007; 0.53, p = 0.044). También los autores constatan que estos pacientes presentan menos intensidad de los síntomas maníacos. Otro dato interesante es que los pacientes con trastorno bipolar tipo II no presentan un promedio de estado de ánimo más bajo ni una mayor intensidad de los síntomas depresivos en comparación con los pacientes con trastorno bipolar tipo I.

En resumen los bipolares tipo II parecen presentar mayor inestabilidad en el estado de ánimo para la depresión en comparación con los bipolares tipo I. La detección de este dato clínico puede ayudar al diagnóstico específico e incluso constituir un posible índice predictor de evolución.

Dr. José Manuel Crespo
Coordinador de la Unidad de Hospitalización del Servicio de Psiquiatría del Hospital Universitario de Bellvitge. Profesor Asociado Médico del Departamento de Ciencias Clínicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Barcelona, donde coordina la docencia de la asignatura de Psiquiatría.

Tutor docente y miembro Comisión Docente de Formación Especializada del Hospital Universitario de Bellvitge. Miembro del Grupo de Investigación Cibersam del Instituto Salud Carlos III (Ministerio de Sanidad y Consumo) y del grupo de Investigación en Psiquiatría y Salud Mental de Idibell (Fundación Investigación Hospital de Bellvitge).

En la actualidad realiza su actividad asistencial e investigadora especialmente en Trastorno Bipolar siendo autor o coautor de más de 10 libros, más de 50 capítulos de libros y más de 70 artículos indexados en revistas especializadas, tanto nacionales como internacionales. Ha realizado diversos proyectos de investigación mediante financiación pública o privada, fundamentalmente en Trastorno Bipolar.