BrainNews
Beethoven y su Malinconia

Beethoven y su Malinconia

Hemos empezado 2020 año en que se conmemoran los 250 años del nacimiento de Beethoven, por lo que escucharemos multitud de homenajes al mismo. En este artículo recordaremos una composición del genio de Bonn en que ofrece una representación sonora de una enfermedad mental.

Existe una composición musical de Beethoven (1770-1827) que describe de forma explícita una enfermedad mental; se trata del 4º movimiento del Cuarteto para cuerda en Si bemol Mayor Opus 18 nº 6, publicado en 1801. No existe duda de que su contenido hace referencia a la melancolía, ya que el propio Beethoven le puso a este movimiento el título de “La Malinconia” (término italiano para denominar a la melancolía), aunque la referencia sería más bien a la psicosis maniaco-depresiva, como muestra su análisis musical. Tomaremos el análisis de la obra del libro “Depression and Music” de MJ van Lieburg.

Este último movimiento del cuarteto fue muy trabajado y elaborado, como nos indican los numerosos esbozos que se conservan y contiene de forma escrita la indicación «Questo pezzo si eleve trattare colla più gran delicatezza» (Esta pieza debe interpretarse con la máxima delicadeza). La Malinconia consta de 6 secciones alternativamente lentas y rápidas, en compás de 2/4 y 3/8, cuya estructura se muestra en la Tabla I (las duraciones son aproximadas, ya que varían según la versión).

TEMPO COMPASES DURACIÓN
de – a Total Depresivo Alegre
Sección A Adagio 1-44 44 3’41’’
Sección B Allegretto quasi allegro 44-194 150 2’17’’
Sección C Adagio 195-204 10 0’46’’
Sección D Allegretto 204-209 5 0’8’’
Sección E Poco adagio 210-211 2 0’11’’
Sección F Prestissimo 211-296 85 1’26’’

Tabla I. Compases y duración de las secciones de “La Malinconia”.

Se inicia la obra con un tempo de Adagio, compuesto en compás de dos por cuatro (compás binario), que con su lentitud evoca la tristeza. Este es el fragmento más extenso y elaborado y en él los distintos instrumentos van alternando en el protagonismo a la hora de la interpretación del tema principal.

Beethoven

Pero a este primer tema le sigue uno nuevo en tempo de Allegretto quasi allegro en compás de 3 por 8 (compás ternario, como suelen componerse las danzas) que inevitablemente nos arrastra y evoca a la alegría.

Beethoven

A partir de entonces se alternan en continua sucesión tempos lentos y rápidos (Adagio, Allegretto, Poco adagio), concluyendo con un tempo rápido, Prestissimo, que nos indica el triunfo de la alegría sobre la tristeza.

Mientras que los pasajes lentos parecen expresar una profunda tristeza, los rápidos quizá son más frenéticos que alegres. A la vista de su carácter fásico, el movimiento se puede interpretar como un intento de describir en términos musicales las fluctuaciones de humor y actividad a las que está sujeto el ciclotímico. El título no deja duda sobre ello; se ha llegado a decir que es la única composición que ha hecho un término psiquiátrico inmortal.

Curiosamente en aquel momento no se consideraba a la manía y la depresión como una entidad única, sino que se entendía que la manía era un estado final de la depresión. Es cierto que (Frosch, 1987) autores como Boerhave (1728), Morgagni (1761) y Esquirol (1812) habían reconocido la continuidad de la melancolía y la manía, pero no es hasta 1851 que Falret habla de locura circular, 1854 cuando Baillarger acuña el término de locura de doble forma y que es en 1883 cuando Kraepelin elabora el concepto de Psicosis maníaco-depresiva. De esta obra no hay que deducir que Beethoven fuera un maníaco-depresivo, como hacen algunos autores (Dehm, 2008), ya que la información disponible no nos muestra evidencias claras en ese sentido, sino más bien el hecho de haber experimentado oscilaciones del estado de ánimo sobre un fondo depresivo, habiéndose mostrado claramente excéntrico, especialmente después de quedarse sordo. (Bower 1989, Noble 2018). Sus conocimientos de las ideas sobre la circularidad de los afectos y su capacidad para expresar emociones a través de la música, explican esta obra. Beethoven era capaz de realizar “improvisaciones” que representaban el carácter de una persona hasta el extremo de que la audiencia reconocía sin dificultad a la persona retratada.

En el siguiente enlace podemos escuchar este cuarto movimiento interpretado por el Cuarteto de cuerda Alban Berg de Viena.

Bibliografía:

  • Bower H. Beethoven’s Creative Illness. Australian and New Zealand Journal of Psychiatry 1989; 23: 111-116.
  • Dehm, P. (2008): Beethoven: the man and the madness behind the music. Disponible en https://pdfs.semanticscholar.org/76d2/3b614a92269e719291bf8aa9042512555bda.pdf
  • Frosch W A. Moods, madness, and music. I. Major affective disease and musical creativity. Comprehensive Psychiatry 1987; 28 (4): 315-322.
  • Lieburg MJ van. Depression and music. Prelude to a historical theme. Oss, The Netherlands: Organon International bv; 1989. p. 51- 60.
  • Noble J. That Jealous Demon, My Wretched Health. Suffolk: Boydell Press, 2018. p. 323-345.

Dr. Carlos Delgado

Licenciado en Medicina por la Universidad Autónoma de Madrid (1978). Especialista en Psiquiatría vía MIR en el Hospital Clínico de Santiago de Compostela (1984). Doctor en Neurociencias por la Universidad de Vigo (2009). Profesor de la Escuela Universitaria de Enfermería del Hospital Meixoeiro de Vigo de 1991 a 2018. Ex -Profesor Asociado del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Santiago de Compostela y Ex tutor de Residentes de la especialidad de Psiquiatría. Facultativo Especialista de Área en la Unidad de Hospitalización del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (C.H.U.V.I.) hasta su jubilación en Noviembre de 2018. Autor de 3 libros, 7 capítulos de libros y 15 artículos sobre temas de la especialidad (psiquiatría general, psicogeriatría, obesidad) y humanísticos. Interesado en la creatividad artística y su posible relación con las enfermedades mentales, especialmente en el campo de la música, ha publicado varios artículos relacionados con ese tema y un libro: “Música y enfermedad mental” (2016).

Noticias recientes