BrainNews
Brian Wilson (The beach boys), el genio que al final sonrió

Brian Wilson (The beach boys), el genio que al final sonrió

Brian Wilson es un cantante, compositor y productor estadounidense, miembro fundador del grupo The Beach Boys. Considerado por la revista Rolling Stone en el puesto 12 en su lista de mejores compositores y por la publicación NME en el puesto 8 de los cincuenta mejores productores, estuvo durante casi tres décadas bajo los efectos de las drogas y la enfermedad mental. Es un caso que nos permite estudiar la interacción creatividad-drogas-enfermedad mental.

Brian Wilson

Brian Wilson en 1976 detrás de una mesa de mezclas (izquierda) y tocando el bajo en 2012 (derecha). Derechos de imagen: J-Ham2000, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons.

Brian Douglas Wilson nació el 20 de junio de 1942 en Inglewood, California, siendo el hijo mayor de Audree Neva y Murry Wilson; sus dos hermanos menores eran Dennis y Carl. Murry, músico con escaso éxito como compositor, era un padre violento, que hacía críticas negativas de sus hijos, además de abusar psicológica y físicamente de ellos. Brian aprendió sólo a tocar el piano y disfrutaba con las grabadoras de cinta superponiendo grabaciones previas. En la infancia se puso en evidencia una hipoacusia derecha consecuencia, según algunas versiones, de un golpe en la cabeza de su padre.

El primer grupo del que formó parte se presentó con el nombre de The Pendletones y lo formaban Brian, sus hermanos Dennis y Carl, su primo Mike Love y un amigo, Al Jardin. La primera actuación en público se produjo en el verano de 1961 y en diciembre grabaron su primer sencillo “Surfin”, ya con el nombre de The Beach Boys, puesto por la discográfica, autonombrándose Murry Wilson manager del grupo. Al año siguiente publican su primer LP, “Surfin’ Safari” y en 1963 logran su primer gran éxito con “Surfin’ USA”, primero como single y después como álbum, llegando al puesto nº 2 de ventas (curiosamente el único componente del grupo que practicaba el surf era Denis Wilson). En 1964 se casa con Marilyn Rovell (con la que tendría dos hijas, Carnie y Wendy), publican 3 álbumes, tiene su primer contacto con el cannabis y en diciembre sufre un ataque de pánico en pleno vuelo entre Los Angeles y Houston, tras lo cual abandona las giras y los directos para dedicarse a la composición y producción. En 1965 publican de nuevo 3 álbumes, tiene su primer viaje con LSD y empieza a experimentar alucinaciones auditivas, (entre 1963 y 1965, según la fuente consultada), inicialmente sólo en sueños para después presentarlas durante el día en forma de voces que amenazan con matarle a él y a su familia. 1966 marca su máximo éxito como compositor, publicando en mayo “Pet Sounds”, descrito por Leonard Bernstein como “complejo para entenderlo en una primera escucha”, “un clásico desde el instante de su aparición”, en opinión de Phillip Glass, con escasas ventas pero que marca un giro en su evolución y es reconocido como uno de los mejores álbumes de la historia (en 2003, ocupó la segunda posición en la lista realizada por la revista Rolling Stone de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos); en octubre publican el single “Good Vibrations” que por tercera vez consigue un nº 1.

A partir de entonces todo se precipita. El anunciado álbum “Smile”, del que ya se habían hecho varias sesiones de grabación no llega a publicarse. Su consumo de drogas, que incluye anfetaminas y cocaína (además de las ya citadas marihuana y LSD más alcohol) se incrementa progresivamente, llegando a tener un primer ingreso psiquiátrico en 1968. La muerte de su padre en 1973, con el que mantenía una relación ambivalente, precipita un episodio aparentemente depresivo con auto reclusión en el cuarto del chófer de su casa durante 2 años, ingestas masivas (de alimento y drogas), aumento de peso y deterioro de la voz.

En octubre de 1975 es contratado para tratar a Brian, Eugen Landy, psicólogo, que hace un diagnóstico inicial de esquizofrenia paranoide. Consigue mejoría en el control del consumo de drogas y conducta de Brian, pero es despedido en diciembre de 1976 por un autoaumento abusivo de sueldo. En 1979 se divorcia de Marilyn y en 1982 Landy es contratado de nuevo tras una sobredosis de alcohol, cocaína y otras drogas, consiguiendo apartarlo de las drogas y una drástica reducción de peso (llegó a pesar 140 Kg), pero prescribiendo elevadas dosis de antipsicóticos (lo cual produjo una discinesia tardía) y ejerciendo un control total sobre sus finanzas (llegó a incluirse como principal beneficiario en su testamento), las relaciones con familiares y amigos e incluso sobre su actividad artística. En 1983 muere su hermano Dennis ahogado.

En 1988 Landy es acusado por el Comité Médico de California de malapraxis por recetar medicamentos, para lo cual no estaba autorizado, retirándole la licencia profesional. En ese mismo año publica su primer álbum en solitario: “Brian Wilson” que no alcanza ningún éxito comercial. En 1991 publica el libro Wouldn’t It Be Nice: My Own Story, su autobiografía. El 3 de febrero de 1992 se emite una sentencia estableciendo una orden de alejamiento de Landy con respecto a Brian.

A partir de entonces se produce el lento resurgir de sus cenizas, volviendo a publicar álbumes y a actuar en giras. En 1995 publica dos álbumes, ya en solitario y se casa con Melinda Kae Ledbetter, una vendedora de coches y modelo a la que había conocido 9 años antes y que desde 1999 se convierte en su representante. En 1998 publica “Imagination” y muere su hermano Carl de un cáncer de pulmón. En 1999, con 56 años, realiza su primera gira en solitario. En 2004 publica dos álbumes, uno de ellos “Brian Wilson Presents Smile” el disco anunciado y no publicado 37 años antes; su discografía se completa con otros cinco álbumes de estudio y dos en directo, incluyendo un disco dedicado a Gershwin en que completa dos canciones inacabadas de este autor. En 2012 participa en la gira del 50 aniversario de los Beach Boys, y graba con estos un disco. En 2016 inicia una gira mundial por los 50 años de “Pet Sounds” y publica el libro Yo soy Brian Wilson, coescrito con Ben Greenman, una nueva versión de su autobiografía.

Brian Wilson, con una infancia desgraciada marcada por los abusos de su padre, mostró tempranamente una gran creatividad musical. Como señala Seoane (2017) “Creció dentro de una especie de disfuncionalidad social, con ciertos matices aspergoídes, teniendo en la música su verdadera pasión”.  La exigencia por conseguir el éxito, las tensiones que le generaban las actuaciones en directo, sumado al consumo de drogas, precipitan una descompensación psicótica que domina y ensombrece su vida durante un largo periodo que se extiende durante casi 30 años (de 1967 a 1995).

El consumo de drogas parece un factor fundamental para explicar su descompensación, aunque no el único ante la persistencia de síntomas tras el abandono de las mismas; su uso tenía significados distintos. Empezó a utilizar el cannabis en 1964 y Fachner (2006), explica la mayor incidencia de su consumo por parte de músicos (comparados con otros artistas) con datos que sugieren que la marihuana aumenta subjetivamente ciertos aspectos de la música al intensificar la percepción sensorial con relación a la duración, volumen, tono y timbre. También utilizó el LSD con finalidades creativas consumiéndolo por primera vez en 1965; se menciona que el single “California Girls” fue compuesto bajo su influencia directa y que “Pet Sounds” está secundariamente influido por él; ambas substancias se han relacionado con la inducción de episodios psicóticos. Con posterioridad se incorpora el consumo de anfetaminas (1967) y cocaína (1968) que ya no cumplen una función de ayuda a la creación sino como estimulantes y en cierto modo automedicación en episodios depresivos. Todo el panorama de consumos se completaba con alcohol y tabaco.

A pesar de un diagnóstico inicial de Esquizofrenia paranoide, parece que, según señala Belli (2009) en su documentado estudio, el diagnóstico más probable es de Trastorno esquizoafectivo, por la presencia de síntomas psicóticos (ideas delirantes y alucinaciones), al tiempo que periodos que se mueven más en lo depresivo (su enclaustramiento entre 1973 y 75 por ejemplo); también su evolución con una recuperación y retorno a la composición, que sugieren una enfermedad con un pronóstico más favorable que el inicial de Esquizofrenia.

Durante casi tres décadas su creatividad se resiente de manera drástica. Levine (2007) valora la pérdida de creatividad asociada a la enfermedad mental por “una afectación de la función ejecutiva cerebral, esto es, la capacidad de los lóbulos frontales para planear, coordinar y ejecutar”. Tras su recuperación vuelve a componer y actuar, pero con una menor intensidad: entre 1995 y la actualidad (25 años) publica 12 albumes en solitario, en contraste con los 14 publicados entre 1962 y 1968 (6 años) con los Beach Boys con composiciones suyas. En el periodo 1969 a 1994 (25 años), se publican 13 álbumes de los Beach Boys con escasa composiciones suyas y su primer disco en solitario. Esta reducción de la creatividad, no sólo con relación a la enfermedad, sino también con la edad, lo señala Simonton (1988), quien sugiere una curva ascendente-descendente en la relación entre creatividad y edad.

Su vida ha sido retratada en un biopic de 2014, Love and Mercy.

La biografía de Brian Wilson nos ofrece el caso de una creatividad malograda por las drogas y la enfermedad mental, pero también la posibilidad de su recuperación con un tratamiento adecuado y el apoyo de su entorno.

Referencias:

  • Belli SR. A psychobiographical analysis of Brian Douglas Wilson. Creativity, drugs, and models of schizophrenic and affective disorders. Personality and Individual Differences 2009; 46 (8): 809-819.
  • Fachner, J. `Set and setting’ in an electrophysiological research paradigm on music perception under the influence of cannabis and correlated function. Music Therapy Today 2006; 7(2): 333-374.
  • Levine B. Brian Wilson: loco por la música. Mente y cerebro 2007; 24: 34-39.
  • Seoane A. La otra vida de Brian. 2017. Accesible en http://www.agsm-aen.org/artigo.php?id=311
  • Simonton, D. K. (1988). Age and outstanding achievement: What do we know after a century of research? Psychological Bulletin 1988; 104: 251-267.

MAT-ES-2002861. V1. Octubre 2020.

Dr. Carlos Delgado

Licenciado en Medicina por la Universidad Autónoma de Madrid (1978). Especialista en Psiquiatría vía MIR en el Hospital Clínico de Santiago de Compostela (1984). Doctor en Neurociencias por la Universidad de Vigo (2009). Profesor de la Escuela Universitaria de Enfermería del Hospital Meixoeiro de Vigo de 1991 a 2018. Ex -Profesor Asociado del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Santiago de Compostela y Ex tutor de Residentes de la especialidad de Psiquiatría. Facultativo Especialista de Área en la Unidad de Hospitalización del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (C.H.U.V.I.) hasta su jubilación en Noviembre de 2018. Autor de 3 libros, 7 capítulos de libros y 15 artículos sobre temas de la especialidad (psiquiatría general, psicogeriatría, obesidad) y humanísticos. Interesado en la creatividad artística y su posible relación con las enfermedades mentales, especialmente en el campo de la música, ha publicado varios artículos relacionados con ese tema y un libro: “Música y enfermedad mental” (2016).

Noticias recientes