La atención a los ancianos con trastorno bipolar representa una creciente necesidad de salud pública. El incremento de la supervivencia de la población general y los mejores cuidados de las personas de edad avanzada están incrementando el número de ancianos que conviven con este trastorno afectivo.

Descargar