Las diferencias entre varones y mujeres en epidemiología, etiopatogenia, presentación clínica, respuesta terapéutica, impacto y pronóstico de las enfermedades están cobrando cada vez mayor relevancia en el campo de la medicina en general y de la psiquiatría en particular. De hecho, en el año 1993 el National Institute of Health (NIH) de los Estados Unidos introdujo en su Revitalization Act: Clinical Equity Provision las women’s health conditions para referirse a aquellas condiciones de salud que son exclusivas, más graves o más prevalentes en las mujeres, y para las cuales los factores de riesgo o los tipos de intervenciones son distintos para las mujeres, o para las cuales se desconoce si esos factores de riesgo o las intervenciones médicas son diferentes1.

El trastorno bipolar cumple varios de los supuestos necesarios para ser considerado una women health condition, tal como se describe en los capítulos de esta monografía. Además de un perfil epidemiológico y clínico distinto, el papel de las hormonas femeninas en la etiopatogenia y en el curso del trastorno, así como en su tratamiento farmacológico, es un elemento esencial que el psiquiatra debe tener en cuenta en su práctica clínica cotidiana.

Descargar