El trastorno bipolar es un trastorno episódico, recurrente y con tasas de morbilidad elevadas a varios niveles. No es infrecuente la ausencia de una remisión completa tras la aparición de un episodio clínico. Esta circunstancia conlleva un pronóstico más desfavorable a nivel de cronicidad, comorbilidad y tasa de recurrencias más elevadas. Todo ello conlleva mayores déficits funcionales y posiblemente mayor compromiso neurocognitivo. Recientemente diversos autores han publicado datos de un gran estudio colaborativo en Japón que intenta identificar los factores asociados con la no remisión en el trastorno bipolar. Este artículo se publicó en la revista de acceso libre Neuropsychiatric Disease.

Los autores utilizaron datos de “The Multicenter Treatment Survey for Bipolar Disorder in psychiatric outpatient clinics” (MUSUBI). Este trabajo multicéntrico incluye un protocolo de recogida de datos muy amplio a través de un cuestionario administrado a todos los pacientes. El estudio se ha realizado en 176 clínicas psiquiátricas ambulatorias de Japón entre septiembre y octubre de 2016. Los autores definen la muestra total en función de la presencia o ausencia de remisión clínica del episodio. Consideraban que el paciente se encontraba en remisión si no presentaba síntomas mixtos, los síntomas depresivos e hipertímicos eran muy leves o inexistentes tras la administración de las escalas psicométricas correspondientes y los propios psiquiatras  los consideraban clínicamente en remisión en función de unos criterios concretos. Posteriormente todos los pacientes (más de 3.000) se clasificaban en el grupo de remitentes o en el de no remitentes en relación a los criterios antes comentados. Ambos grupos se han comparado utilizando una serie de análisis de regresión logística. La metodología completa del estudio se puede leer en la versión original del artículo.

En el estudio se incluyeron un total de 3.130 pacientes (1.420 hombres; edad media: 50,3 años). La muestra se divide en un grupo compuesto por pacientes en remisión: 1.307 pacientes (41,8%) y otro grupo de pacientes bipolares que no alcanzaba la remisión según los criterios propuestos, concretamente 1.823 sujetos (48,2%). Por lo tanto, en este estudio multicéntrico el porcentaje de pacientes bipolares que no alcanzaban la remisión clínica completa del episodio era superior al porcentaje de pacientes que presentaban una remisión completa del mismo. ¿Cómo se encontraban los pacientes con algún tipo de cronicidad sintomática? Cuatro de cada diez de estos pacientes presentaban síntomas depresivos leves, moderados o severos (n=1260, 40,3%), cerca de un diez por ciento cumplían criterios para un episodio maníaco o hipomaníaco (n=261, 8,3%) y el resto presentaban síntomas mixtos (n=302, 9,6%).

Tras realizar los análisis de regresión logística, los autores hallaron ocho factores que correlacionaban de manera significativa con la no remisión del episodio en pacientes con trastorno bipolar. Estos factores eran género femenino, edad más temprana, desempleo laboral, patrón de ciclación rápida previo, abuso de alcohol u otra sustancia comórbida, peor funcionalidad social, uso de antidepresivos y no uso de litio.

En resumen, los datos del estudio MUSUBI (el mayor trabajo de investigación sobre el trastorno bipolar realizado en Japón) constatan un porcentaje elevado de pacientes que no alcanzan la remisión clínica del episodio. La mayor parte de estos pacientes presentan síntomas depresivos. El mismo estudio identifica diversos factores clínicamente relevantes asociados con la no remisión del episodio. Estos aspectos tienen implicaciones clínicas relevantes y sugieren la necesidad de realizar más estudios prospectivos en esta línea.