Results from the BRIDGE-II-Mix Study

Mazzarini L. Kotzalidis GD, Piacentino D, Rizzato S, Angst J, Azorin JM, Bodwen CL,  Mosolov V, Young AH, Vieta E, Girardi P, Perugi G, BRIDGE-II-Mix Study Group

J Affect Disord 2018 ; 229: 164-170

doi 10.1016/jad.2017.12.062

En ocasiones resulta difícil realizar el diagnóstico diferencial entre el trastorno bipolar y el trastorno depresivo mayor. Este aspecto es fundamental en relación al tratamiento específico. Los sistemas de clasificación actuales delimitan ambas entidades clínicas según la polaridad en lugar de la recurrencia. No obstante diferentes investigaciones consideran un patrón depresivo recurrente, sobre todo cuando existe un alto número de recurrencias, como un posible índice predictor de bipolaridad.

En esta línea, recientemente la revista Journal Affective Disorders acaba de publicar un artículo original realizado en el marco del grupo de estudio BRIDGE. En este artículo los autores intentan analizar si el número de recurrencias está relacionado con la evolución bipolar y con las características mixtas. Para ello utilizan los datos de una muestra multicéntrica e internacional de 2347 pacientes con Trastorno Depresivo Mayor que dividen en dos sub-muestras en función del número de recurrencias. Por encima de 3 recurrencias serían Hig-Rec (Altas Recurrencias) y por debajo se corresponden con el subgrupo Low-Rec (Bajas Recurrencias).

Concretamente la muestra se subdividen en 1084 pacientes (46,2% del total) y 1263 (53,8%) respectivamente. Los autores realizan un estudio comparativo de diferentes variables entre ambos subgrupos de pacientes incluyendo un análisis estadístico inferencial y una regresión logística.

Los resultados completos se pueden consultar en el artículo original. Los pacientes con más de tres recurrencias presentaban una edad de inicio más temprana, tenían más edad, más antecedentes familiares de trastorno bipolar, mas rasgos clínicos atípicos, más tentativas de suicidio, mayor número de hospitalizaciones y respuesta al tratamiento mediante antidepresivos caracterizado por un patrón de resistencia o virajes hipomaníacos.

Asimismo este grupo de pacientes presentaban mayor comorbilidad con trastorno límite de personalidad y más síntomas hipomaníacos durante el episodio depresivo actual. Este dato sugiere tasas más elevadas de depresión mixta según los criterios DSM-5 y los criterios RDC basados en la investigación.

En el análisis estadístico los autores realizaron una regresión logística y encontraron un modelo asociado al subgrupo de pacientes con alta tasa de recurrencias caracterizado por una edad de inicio por debajo de los 30 años, duración del episodio depresivo actual superior a un mes, antecedentes de hipomanía o manía en familiares de primer grado, intentos de suicidio previos, resistencia al tratamiento, cambios inducidos por antidepresivos y características atípicas, mixtas o psicóticas durante el episodio depresivo actual.

Este artículo, como los mismos autores comentan en el texto original, presenta limitaciones que han de ser tenidas en cuenta. No obstante también pone en evidencia la importancia que tiene caracterizar las variables clínicas de curso previo en todos los pacientes con trastorno bipolar.

La alta tasa de recurrencias depresivas asociadas a otras variables clínicas nos pueden permitir identificar pacientes con trastornos del espectro bipolar o con características mixtas cuya intervención terapéutica puede resultar más específica.