Allain N, Leven C, Falissard B, Allain JS, Batail JM, Polard E, Mostastruc F, Drapier D, Naudet F

El uso de los antidepresivos presenta aspectos controvertidos en el manejo de los trastornos afectivos, sobre todo en el tratamiento de la depresión bipolar. La escasa disponibilidad de estrategias eficaces en el manejo de estos episodios depresivos conlleva la tendencia a utilizar fármacos antidepresivos que implican un mayor riesgo de virajes hipertímicos y la posible inestabilidad clínica del trastorno de base. En los últimos años diversas líneas de investigación se han centrado en este tema con el consiguiente aumento del nivel de información pero no siempre con los mismos hallazgos. Uno de estos aspectos se relaciona con la diferencia de resultados en relación a la tasa de virajes maníacos en función de la fuente de información analizada. Los estudios constatan este fenómeno pero los resultados son diferentes en función de la naturaleza del estudio. Los ensayos clínicos controlados y randomizados compatibles con un nivel elevado de calidad en cuanto a evidencia científica parecen presentar tasas de viraje inferiores a los datos extraídos de los estudios observacionales o naturalísticos más compatibles con la práctica clínica asistencial. Por este motivo nos parece interesante un estudio recientemente aparecido en Acta Psychiatrica Scandinava que compara las tasas de viraje encontradas en los ensayos clínicos con los extraídos en los estudios observacionales.

Allain y cols realizan un meta-análisis y una revisión sistematizada de todos los originales que analizan este fenómeno. Para ello plantean una metodología en la selección de los artículos muy rigurosa con el consiguiente proceso de análisis de datos según las recomendaciones de calidad para este tipo de estudios. La sistemática de búsqueda se centra en todas las referencias relevantes de ensayos clínicos randomizados y controlados en el tratamiento con antidepresivos del episodio depresivo mayor así como los mismos datos en estudios observacionales y naturalísticos. La variable principal analizada era la prevalencia de viraje maníaco en todas las ramas de los estudios. Todos los datos eran identificados y analizados por dos revisores según un procedimiento estándar que incluía una revisión doble enmascarada o ciega. Tras realizar el procedimiento de selección y revisión se incluyen 57 artículos en el análisis principal, concretamente 35 ensayos clínicos y 22 estudios observacionales. Los autores tras analizar los resultados constatan que los ensayos clínicos sub-estiman las tasas de viraje maníaco (0.53 ; 0,32-0,87). De acuerdo a los resultados de esta revisión sistematizada, los ensayos clínicos tienen tendencia a sobrevalorar las tasas de viraje en relación al uso de antidepresivos tricíclicos (1.85 ; 1.22-2.79) y de los inhibidores de la recaptación de serotonina-norepinefrina (1.74 ; 1.06-2.86) en comparación con placebo. Otro dato interesante del artículo tiene relación con el hallazgo de una tasa de viraje más baja entre adultos en comparación con la población infantil (0.2 ; 0.07-0.59). Los pacientes con trastorno bipolar que han realizado tratamiento para un episodio depresivo con antidepresivos también presentaban una tasa de cambio de fase afectiva más elevada ( 20.58 ; 8.41-50.31).

Los autores concluyen que existe una tendencia a sub-estimar las tasas de viraje maníaco en los ensayos clínicos con antidepresivos en el tratamiento del episodio depresivo mayor en comparación con los datos obtenidos de los estudios observacionales. Los resultados de este artículo permiten aclarar un poco más el tema. Conocer estos datos nos puede ayudar a interpretar la información obtenida de los artículos publicados. Disponer de información objetiva y de calidad en relación al fenómeno del viraje por antidepresivos nos puede ayudar a trasladar estos aspectos a nuestra práctica clínica asistencial en mejores condiciones.