Bora E, Ozerdem A. Psychol Med 2017: 6: 1-14.  Doi: 10.1017 / S0033291717001490

El trastorno bipolar puede presentar deterioro cognitivo significativo, incluso desde las fases iniciales de la enfermedad. Recientemente Bora y Ozerdem han publicado en Psychological Medicine un meta-análisis de los estudios que examinan los cambios neurocognitivos longitudinales en el trastorno bipolar y la comparación de estas alteraciones con los que pueden aparecer en la esquizofrenia y los sujetos sanos.

Los autores analizaron todos los artículos publicados en diferentes bases de datos electrónicas entre enero de 1987 y noviembre de 2016. Tras un proceso de selección incluyeron 22 estudios en el meta-análisis. El análisis principal analizó el cambio longitudinal en la cognición de 643 pacientes bipolares. Posteriormente diversos análisis adicionales estudiaron cambios cognitivos entre controles sanos (n=367 sujetos) y pacientes bipolares (n=459) así como entre pacientes con esquizofrenia (n=168) y sujetos con trastorno bipolar (n=172).

Los autores del estudio no constataron disminución progresiva a nivel del déficit cognitivo ni en el curso a corto plazo (duración media: 1,5 años) ni en los estudios de seguimiento a largo plazo (duración media: 5,5 años). Por el contrario, encontraron evidencias de pequeñas mejorías en el desempeño de las tareas de memoria y en la memoria de trabajo durante el curso evolutivo. El artículo también concluye que el curso evolutivo del funcionamiento cognitivo en trastorno bipolar no fue significativamente diferente de los pacientes con esquizofrenia y los sujetos control sanos.

Estos resultados sugieren que posiblemente los factores de neurodesarrollo pueden desempeñar un papel relevante en el déficit cognitivo del trastorno bipolar, sobre todo cuando aparece en las fases iniciales en sujetos con riesgo genético para la enfermedad. Este artículo no apoya la hipótesis de un progresivo deterioro cognitivo en la enfermedad, al menos para la mayoría de los pacientes.