ECNP highlights

Del 6 al 9 de octubre 2018, Barcelona

 

Perturbaciones afectivas. Mecanismo de acción de factores de riesgo y de terapias

El papel de las redes sociales

“Social media and suicidal behaviour – patients, clinicians and researchers perspectives”

Gil Zalsman, Helen Bennett

El suicidio causa alrededor de 800 000 muertes anualmente en todo el mundo. Las cifras han aumentado en Europa y en Estados Unidos, especialmente entre los más jóvenes.

El suicidio ya es la segunda causa de muerte en jóvenes de 15 a 29 años. El aumento en el número de suicidios fue del 70 % en los últimos 10 años en jóvenes estadounidenses, mientras que este número se triplicó en la franja de los 10 a los 14 años. Se desconocen los motivos de este aumento, pero las dos hipótesis etiológicas posibles son la crisis económica y el acceso a las nuevas tecnologías digitales con el uso de redes sociales.

En todo el mundo, 3 mil millones de personas usan las redes sociales. Dentro de los usuarios, se pueden distinguir dos tipos básicos: los llamados inmigrantes digitales (que crecieron antes de internet y se adaptaron a ella en la adultez) y los nativos digitales (que crecieron en la era de internet). Las diferencias en el procesamiento cerebral entre los dos grupos son evidentes en exámenes de neuroimágen. Los nativos digitales usan áreas más extensas del cerebro cuando navegan en internet y leen, mientras que los inmigrantes digitales usan sólo las zonas cerebrales asociadas a la lectura cuando navegan en internet.

Los estudios todavía son escasos. La mayor parte de los estudios que relacionan el suicidio con los medios se basaron en la televisión y la prensa, enfocándose esencialmente en el efecto contagio de la divulgación de noticias de suicidio. En un estudio pionero reciente, realizado en 500 000 adolescentes estadounidenses, se relacionó el número de horas diarias de exposición a las redes sociales con el aumento del riesgo de suicidio, que es máximo a partir de las cinco horas por día. Con la relación encontrada, no se prueba la causalidad, ya que puede haber otros factores (p. ej., los jóvenes más vulnerables pasan más tiempo en línea por falta de redes de apoyo reales).

Los factores que pueden predisponer al suicidio en adolescentes, grandes usuarios de las redes sociales, pueden ser la baja autoestima resultante de la exposición a otras vidas aparentemente más exitosas, la falta de privacidad, el ciberacoso, los juegos virtuales con desafíos de suicidio y el acceso fácil a la información sobre los medios para suicidarse. No obstante, no se puede ignorar el papel protector de las redes sociales en los jóvenes, si se usan de forma constructiva: la reducción del aislamiento, la sensación de pertenencia a grupos, el aumento de la creatividad y la validación externa. Este es un área en el que aún es precipitado sacar conclusiones.

Dra. Joana Abreu Lopes
Licenciada en Medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Coimbra en 1999. Especialista en Psiquiatria desde 2007, consultora desde 2016, ha sido responsable por la dirección de Servicio de Psiquiatria en Hospital de Vila Franca de Xira. Desde 2010 que orienta varios residentes de Psiquiatria y Medicina Familiar y Comunitaria. Ha presentado varios posters y abstracts en congresos nacionales e internacionales. Sus principales áreas de interés son trastorno bipolar, esquizofrenia y enfermedades mentales en ancianos.