Musliner KL, Ostergaard SD                                                                                                                         

Acta Psychiatr Scand 2018 Mar 2

doi 10.1111/acps.12869      

 

La depresión constituye una de las formas de inicio más frecuentes y más prevalentes en el curso clínico del trastorno bipolar. Asimismo la depresión unipolar presenta aspectos terapéuticos claramente diferenciales con los cuadros depresivos que aparecen en el trastorno bipolar. Por este motivo es importante poder predecir la evolución de un episodio depresivo hacia formas bipolares ya que permite realizar un tratamiento más específico, incluso desde las fases iniciales de la enfermedad. En, no pocas, ocasiones esta identificación se retrasa con las consiguientes consecuencias desfavorables. Akiskal planteó en la década de los 80 varios índices predictores de bipolaridad.

 

La historia familiar de bipolaridad, una edad de inicio temprana, la aparición de cuadros hipertímicos inducidos por antidepresivos o las recaídas tras el post parto constituyen algunos de estos posibles predictores. Diversos autores han investigado en esta línea y han permitido corroborar estos rasgos pronósticos e incluso ampliarlos. Recientemente, la revista Acta Psychiatrica Scandinava acaba de publicar un artículo en esta línea. Concretamente los autores han analizado una cohorte de casi 100,000 pacientes del Registro Danes de Depresión entre 1995 y 2016. El objetivo del estudio era identificar los predictores de conversión de la depresión unipolar en depresión bipolar. Esta cohorte de 91,587 pacientes con diagnóstico según criterios estandarizados para Trastorno Depresivo Unipolar se ha estudiado de forma prospectiva durante el periodo de seguimiento. La asociación entre una serie de predictores potenciales y la conversión de depresión unipolar a bipolar durante el curso clínico se estimó mediante una regresión de Cox con la muerte como riesgo competitivo. Los resultados completos del estudio se pueden consultar en la lectura del artículo original.

 

Los autores constataron durante el seguimiento que 3910 pacientes con depresión unipolar desarrollaron un trastorno bipolar. La incidencia acumulada de conversión fue ligeramente más alta en mujeres (8,7%) en comparación con los hombres (7,7%). Tras analizar los posibles predictores, encontraron que el predictor más potente de conversión fue el historial familiar de trastorno bipolar (razón de riesgo ajustada=2,60, IC 95%: 2.20-3.07). Otros predictores incluyeron síntomas psicóticos en el primer episodio depresivo (razón de riesgo ajustada=1,73, IC 95%: 1.48-2.02), antecedentes de síntomas psicóticos no afectivos (razón de riesgo ajustada=1,73, IC 95%: 1.51-1.99) y hospitalización por severidad en el episodio depresivo índice (razón de riesgo ajustada=1,76, IC 95%: 1.63-1.91).

 

Por tanto tras el análisis estadístico, los autores concluyen que la conversión diagnóstica de depresión unipolar hacia depresión bipolar se puede predecir por depresión severa que requiere ingreso psiquiátrico y presenta síntomas psicóticos e historial familiar de trastorno bipolar. Tener en cuenta estos rasgos clínicos en los primeros episodios afectivos puede influir de forma favorable en el abordaje terapéutico y por tanto, mejorar el curso clínico.