Como ya mencioné en mi anterior publicación en Brain News, en mayo tuvo lugar en Barcelona el XVI ICIC (Internacional  Conference for Integrated Care). Esta sociedad, conecta organizaciones y profesionales de diversos ámbitos para discutir juntos con el objetivo de mejorar los cuidados de los pacientes, familia y la comunidad a través de la mejora de los sistemas de salud y cuidados.

Asistí a una sesión enfocada en la práctica de la salud mental centrada en la integración de las personas, en la que presentó el proyecto Mastermind la Dra González-Pinto, Jefa de la Unidad de Investigación de Psiquiatría del Hospital Universitario de Álava, Investigadora de Cibersam y profesora titular de la Universidad del País Vasco.

Este proyecto, llevado a cabo por 23 Centros colaboradores de 11 países de Europa, se basa en la terapia cognitivo conductual a través de una plataforma online.

Se ha observado, que alrededor del 50% de las personas que sufren depresión, no reciben tratamiento adecuado, debido a barreras como los escasos recursos destinados a la salud mental, o al estigma que le produce el tener contacto con la misma. Utilizando una psicoterapia online, se podrían reducir costes y el paciente tendría más facilidades para acceder a la misma.

Mastermind pretende implantar la TCC online en distintas regiones europeas y estudiar barreras y facilitadores de la implementación de este proceso.

La intervención basada en el cuidado integral en el País Vasco, una de las regiones de referencia en Mastermind, tiene como objetivo dar un papel más relevante a los profesionales de atención primaria. El Médico de A. Primaria y la enfermería son los responsables de identificar y reclutar a los pacientes que cumplen los criterios de inclusión para el estudio (pacientes mayores de 18 años con depresión leve o moderada).

Una vez que el paciente acepta participar, se le entrena en el uso de la aplicación y como acceder a ella. A través del programa, el paciente pasará por 8 módulos educacionales dentro de los cuáles encontrará textos, presentaciones y videos para ayudarles a interiorizar el contenido de cada sesión. Después de la sesión, el paciente realizará algunos ejercicios que serán revisados por el terapeuta.

Durante la terapia online, el equipo de A. Primaria está al cargo de monitorizar el proceso del paciente y hay una enfermera disponible todos los días las 24 horas pendiente de hacer llamadas para asegurar la adherencia al tratamiento, llamadas de seguimiento y activación de diferentes recursos en función de los resultados del paciente (citas con especialista, aviso de ambulancia en caso de emergencia…) Los especialistas (psiquiatras y psicólogos)  ayudan a los médicos de primarias en la toma de decisiones y ayudan a resolver dudas a través de interconsultas.

A la hora de aplicar el programa, en España se ha llevado a cabo en 4 regiones (Galicia, Aragón, Cataluña y País Vasco), y el programa ha sido adaptado a los requerimientos locales (lenguaje, cultura y peculiaridades de cada sistema de salud).

Estas 4 regiones, están desarrollando un modelo de organización similar para demostrar la validez del programa online y la intervención de cuidado integral.

Los profesionales de atención primaria manejan a los pacientes con depresión leve y moderada, pero son los especialistas los que se encargarán de los pacientes con depresiones severas. Por tanto, las listas de espera en los centros de salud mental se reducirán y los equipos de atención primaria tendrán una herramienta muy útil para mejorar la toma de decisiones.

Se han hecho grandes esfuerzos para extender y sensibilizar, captando el máximo interés por los profesionales de salud mental para aumentar el uso de terapias online como parte del tratamiento de la depresión. Hay una gran necesidad de instruir a la atención primaria en el manejo clínico de la depresión, siendo de vital importancia abordar a los pacientes con depresión de forma integral.

La duración de la terapia online debe ser limitada, para asegurar la adherencia del paciente y garantizar la eficacia de la terapia.

En conclusión, la terapia cognitivo conductual online desarrollada en diferentes regiones tratará de identificar barreras y facilitadores para implementar el proceso. Los resultados generados serán de gran importancia para extender este tipo de cuidados de forma segura, eficiente y efectiva.