Esta prestigiosa actividad es una puesta al día de los últimos avances producidos en las áreas más relevantes de la Psiquiatría, seleccionados y comentados por psiquiatras de reconocido prestigio, máximos expertos en cada área, con amplia experiencia docente e investigadora.

Los ponentes revisan la información disponible y seleccionan las 10 noticias más importantes de su área en el último año. Las fuentes de estas noticias son artículos publicados en revistas psiquiátricas de alto impacto, congresos nacionales e internacionales, novedades y tendencias de futuro. Esta información es debatida con los asistentes, que también reciben todo el material aportado por los ponentes (abstracts de los artículos, comentarios, noticias, presentaciones, etc.). Una vez concluida la reunión, los asistentes registrados pueden acceder a todas las presentaciones filmadas, de manera que se puede revisar fácilmente toda la información recibida.

La 4ª Edición del Top 10 Psiquiatría se celebró en el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid y contó con una amplia audiencia de psiquiatras venidos de todos los puntos de la geografía nacional. Dirigidos por los Dres Victor Pérez Solá y Luis Agüera Ortiz se abordaron las siguientes áreas: Esquizofrenia (J Sanjuán), T Bipolar (E Vieta), Depresión (M Bousoño), Etiología y dianas terapéuticas (A González-Pinto), Ansiedad y TOC (J M Menchón), Psicogeriatría (M Martín), Infanto-Juvenil (C Arango), Psicosexualidad (A Montejo), T Personalidad (J L Carrasco), Adicciones y Patología Dual (M Torrens), Psicofarmacología (J A Micó).

Informamos en esta entrega de lo abordado en el área del Trastorno Bipolar.

La importancia de hacer un buen diagnóstico precoz para no demorar el tratamiento fue resaltada. Se siguen publicando buenos estudios clínicos que ayudan a mejorar la precisión clínica. En uno de ellos se destaca la importancia de la fluctuación sintomática y de los síntomas maníacos sub-sindrómicos para el diagnóstico de trastorno bipolar. Y el hallazgo de un mayor retardo psicomotor como síntoma típico de la depresión bipolar (Vieta 2018).

También en el terreno clínico, la revista World Psychiatry publicó un artículo de opinión sobre el estadiaje del Trastorno Bipolar y su aplicación práctica. En resumen, los autores (Berk 2017) quieren transmitir la importancia de un tratamiento precoz de la enfermedad, ya que en fases avanzadas los tratamientos pierden eficacia. En el tratamiento de las fases iniciales cabe decir que el litio apenas se usa por debajo de los 35 años y se tiende al uso de antipsicóticos. La preferencia de los antipsicóticos sobre los estabilizadores del ánimo no siempre es la mejor práctica (Berk 2017).

Hay cada vez más datos de que el Trastorno Bipolar está ligado a una disfunción mitocondrial (Mertens, 2015), y en 2017 Kato insistió en la importancia que tiene también la alteración del metabolismo del calcio intraneuronal producida por una alteración del ADN mitocondrial que afectaría a una parte de los pacientes bipolares. Se comentaron también hallazgos centrados en la acción del litio sobre el SNC. Así Tobe (Tobe, 2017) apunta que, si bien las neuronas de los pacientes bipolares tienen una menor densidad dendrítica, el litio es capaz de revertir esa deficiencia. También el litio es capaz de normalizar el flujo del calcio. Estos hallazgos ponen el foco en nuevas dianas terapéuticas que pueden ayudar a buscar nuevos fármacos para esta grave enfermedad mental.

A un nivel intracelular se sabe que la longitud de los telómeros está asociada al tamaño del hipocampo y a la memoria, siendo también un exponente de la longevidad. Un estudio en pacientes bipolares y sus familias ha señalado que los pacientes bipolares y sus familiares sanos tienen telómeros más cortos que los pacientes controles. Los pacientes bipolares tratados que responden al tratamiento tienen telómeros más largos que los no tratados (Powell, 2018).

Un amplio estudio que usó técnicas de Big Data examinó a 35.000 pacientes hospitalizados respecto al efecto sobre las tasas de rehospitalización del tratamiento con litio, valproato, olanzapina, lamotrigina y quetiapina. Todos estos tratamientos reducían la duración de la hospitalización, pero el litio fue superior a la quetiapina y a la olanzapina (Joas 2017).

En pacientes ancianos se publicó un importante artículo sobre una cuestión muy importante y poco aclarada hasta ahora, como es la comparación del tratamiento con litio o valproato en la manía de enfermos geriátricos (Young 2017). El estudio compara de forma ciega la eficacia y tolerabilidad litio y valproato en sujetos con manía y edad superior a 60 años durante un periodo de 9 semanas. Se incluyeron 112 casos en cada rama. Las dosis iniciales fueron 300 mg/d de litio y 500 mg/d de valproato. Los resultados indican una eficacia similar de ambas sustancias. Se encontró una tasa de abandono similar (51% Li vs 44% Val) aunque ligeramente superior al litio y una tolerancia similar (57% Li vs 56% Val alcanzaron las concentraciones previstas). La tasa de sedación fue similar, pero aparecieron más efectos adversos en los pacientes tratados con litio, por ejemplo en cuanto al temblor. El estudio confirma la posibilidad de emplear ambas sustancias en población anciana, frente a la utilización de fármacos antipsicóticos que pueden presentar mayor tasa de efectos adversos y otras complicaciones para la salud. En cualquier caso, valproato constituye una alternativa al litio en los numerosos casos en que este último no puede usarse en los ancianos.

En este grupo de edad, un estudio de seguimiento a largo plazo (13 años) de pacientes ancianos con trastorno bipolar demostró un riesgo incrementado de demencia, especialmente en los varones (Almeida 2016) respecto a personas mayores de la misma edad.

Los asistentes al Top 10 Psiquiatría reconocieron las ventajas que supone una puesta al día de las novedades más relevantes aparecidas durante el año de 2017, ya que resulta la forma más fácil y operativa de revisar de forma crítica e independiente la enorme cantidad de información científica proveniente de muy diversas fuentes que, como psiquiatras clínicos, todos necesitamos incorporar a nuestra práctica diaria, pero que resulta cada vez más difícil de recopilar.

 

La 5ª edición del Top 10 se celebrará en Febrero de 2019. Hasta entonces, seguiremos informando de los avances comunicados en esta última edición.

www.top10psiquiatria.com