El XV curso PostAPA se celebró, en la sede de Barcelona, el pasado 27 de Junio. Como viene siendo habitual, en este curso se realizó un resumen didáctico y crítico de los contenidos más importantes de la Reunión Anual de la American Psychiatric Association (APA) celebrada del 18 al 22 de mayo del 2018 en San Francisco. En esta reseña se resumirán dos de las ponencias que se presentaron en el curso.

En primer lugar, el profesor Guillermo Lahera, de la Universidad de Alcalá de Henares, presentó las novedades referentes al trastorno bipolar y trastornos del neurodesarrollo. Destacó una mayor presencia en el congreso de simposios, pósteres y actividades sobre los segundos que del primero. Respecto al trastorno bipolar se refirió a varios simposios sobre fármacos clásicos (litio, valproato), sin una gran presencia de la industria farmacéutica, pero que contaron con un gran interés para los clínicos.

Respecto al tratamiento con sales de litio, resaltó la eficacia antimaníaca, antisuicida y para fases de mantenimiento, con datos de metaanálisis recientes. Además, también se comentaron las dificultades para replicar los hallazgos respecto a la genética de la respuesta al litio. Finalmente se explicaron algunos resultados que han asociado la falta de respuesta al litio con una menor longitud del telómero en pacientes con trastorno bipolar, un biomarcador de envejecimiento celular precoz.

En cuanto al uso de valproato, el profesor Lahera hizo mención de una interesantísima conferencia de Susan McElroy, de la Universidad de Cincinatti, en la que se recordó que además de la indicación para manía bipolar, el valproato también es efectivo en el resto de fases (depresiva y mantenimiento). Para ello, se apoyó en datos de recientes metaanálisis en red. Se hizo hincapié en que los niveles plasmáticos recomendables deberían estar en la ventana alta, por encima de 80 ng/ml, para obtener el máximo beneficio.

Recordó que, más allá de los tres problemas principales que hay que tener en cuenta para su manejo clínico (toxicidad hepática y pancreática y teratogenia), existen determinadas subpoblaciones de personas con trastorno bipolar que se benefician especialmente del uso de valproato, entre las que citó: estados mixto, cicladores rápidos, manías tras traumatismo craneoencefálico o accidentes vasculares cerebrales, manías con alteraciones electroencefalográficas y manías con migraña.

Respecto a los trastornos del neurodesarrollo, el profesor Lahera constató un gran interés y presencia de actividades sobre esta temática, donde el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) sigue centrando un gran interés. También destacó como en los Estados Unido se está viviendo un movimiento de reconceptualización de las personas con trastornos del espectro autista (TEA) hacia un movimiento de la neurodiversidad, resituando el foco en las capacidades de estas personas y no en sus déficits.

Por su parte, en la última sesión de la mañana, el profesor Pedro Sánchez Gómez, del Hospital  Psiquiátrico de Álava, repasó las novedades en psicofarmacología presentadas en la APA 2019. Destacó la importante presencia de datos nuevos sobre ketamina y esketamina para el tratamiento de la depresión, junto a otras nuevas moléculas que están en estudio y que tienen como dianas terapéuticas la neurotransmisión glutamatérgica.

Presentó los primeros datos positivos que apuntan al uso de Brexanolona para el tratamiento de la depresión post-parto. También se presentaron datos negativos en depresión, como por ejemplo es el caso de los ácidos Omega-3, que en recientes ensayos clínicos no han demostrado mejorar clínica depresiva ni prevenirla.

En cuanto a antipsicóticos, más allá de la importante presencia de fármacos antipsicóticos inyectables de larga duración, presentó los primeros datos de dos fármacos antipsicóticos que pronto estarán disponibles en España: Brexpiprazol y Cariprazina. También destacó la aparición del primer fármaco antipsicótico no dopaminérgico, la Pimavanserina, que ha sido aprobado en Estados Unidos para el tratamiento de los síntomas psicóticos en la enfermedad de Parkinson.

Finalmente comentó dos nuevos tratamiento para la discinesia tardía, inhibidores de la VMAT 2, la Deutetetrabenazina y la Valbenzina.