El último Simposio sobre Trastornos Bipolares que se celebra anualmente en Barcelona de hace ya casi veinte años ha tenido lugar en febrero 2017.

Como de costumbre muchos profesionales de la salud mental se han citado para compartir experiencias sobre el manejo clínico y conocer datos que la investigación de calidad ha publicado recientemente o está a punto de proponer.

El congreso es organizado por el equipo del programa de trastornos bipolares del Hospital Clínic de Barcelona, dirigido por el Prof Eduard Vieta, que ha trasformado Barcelona en un polo internacional de docencia e investigación sobre estos trastornos.

El lema del congreso ha sido “Psiquiatría de precisión para el trastorno bipolar y la depresión” y las ponencias, con títulos cautivadores, han favorecido la reflexión y la participación activa de los asistentes.

Se ha hablado de farmacogenética, sobre todo al ilustrar las acciones del litio sobre los canales Na/K, con la consecuente reducción de la hiperexcitabilidad neuronal, y las diferencias epigenéticas entre pacientes con trastornos bipolares que responden y que no responden al tratamiento con sales de litio (Dra. Esther Jiménez).

El funcionamiento ha sido el tema central de la ponencia del Prof. Vieta, el cual ha remarcado cómo en los últimos 50 años han cambiado los objetivos del tratamiento del trastorno bipolar. En los años 70 los tratamientos se dirigían a la reducción de la agresividad y la mejora del auto cuidado, pasando por la supervivencia fuera de los hospitales, hasta llegar en el siglo XXI a la rehabilitación funcional. Se ha hecho hincapié en el rol de la afectación cognitiva como mediadora del funcionamiento general, con especial atención a los aspectos clínicos a considerar para la mejora de este dominio (ejercicio físico, prevención de recaídas, tratamiento de la depresión subumbral, adherencia a tratamientos y potenciadores cognitivos) ilustrando potencialidades terapéuticas de litio, asenapina y lurasidona.

La Dra. González-Pinto ha compartido sus últimas investigaciones en relación a posibles marcadores biológicos para diagnosticar y estadiar el trastorno bipolar.

Con gran atención a los detalles, el Dr. Goikolea ha recordado las diferencias entre trastorno bipolar tipo II y trastorno bipolar tipo I relativas a  presentación clínica, curso, función cognitiva,  funcionamiento general y tratamiento.

La segunda parte del simposio se ha dedicado a dos ponencias sobre la perspectiva de género.

Se han analizado las relaciones entre el ciclo hormonal y la aparición de sintomatología afectiva, remarcando los cambios biológicos a nivel cerebral determinados por las variaciones de niveles de hormonas sexuales y su relación con la eficacia de los tratamientos farmacológicos (Dra. Ibáñez).

La Dra. García-Esteve ha comunicado la importancia de crear competencias específicas en la atención de la salud mental peri natal en mujeres con trastorno bipolar tanto en el ámbito de la investigación, como de la docencia y de la asistencia.

El Prof. Tabares-Seisdedos ha realizado la ponencia de cierre de la mañana con una brillante disertación sobre comorbilidad inversa entre enfermedades complejas, siendo capaz de transmitir la importancia de respetar la complejidad de la entidad clínica que tenemos que investigar y tratar.

Personalmente he participado a las ultimas 10 ediciones y cada año ha habido aspectos sorprendentes, con lo que me quedo con ganas de participar a la siguiente edición que ya sabemos que va a ser en unos meses http://www.simposiobipolar.com/